Páginas

Probando

Probando

domingo, 22 de abril de 2012

Reflexión Final Módulo A-1.2


Tarea ardua y difícil es la de seleccionar las herramientas para hacer más atractivo nuestro EVEA particular. Muchas son las alternativas y si una te gusta, la siguiente te complace aún más. Si en una descubres unos recursos impresionantes y con ella te empiezas a apasionar, un par de clicks después la habrás olvidado ya. Una nueva herramienta con un par de aplicaciones fascinantes más, pasa a ocupar su lugar.

¿Pero desaparecerá el recuerdo de aquélla que antes merecía el adjetivo fenomenal? No, seguro que  así no ocurrirá, pues su silueta ahí permanecerá. En un rinconcito de nuestro cerebro, su código navegando estará. Feliz vivirá en un océano de recursos digitales, multimedias y demás material virtual.

De este modo, cuando quieras darte cuenta, tu habilidad para elegir las que para tu curso merezcan llamarse “ideal” ha desaparecido en menos que un reloj hace dan, dan...

Abrumado, somnoliento y medio asfixiado por tanta posibilidad, no sabes qué camino tomar. Y en la encrucijada te sientas a esperar olvidando los criterios que nunca deberíamos ignorar:

  • Considerar el perfil y el contexto del estudiante potencial.
  • Capacidad para retener la atención del alumno y despertar su interés.
  • Simplificar y agilizar la lectura de la información.
  • Optimizar la interactividad superando el aislamiento y potenciando el trabajo en equipo.
  • Suministrar un feedback rápido y completo.
  • Desarrollar actividades complementarias que no sean una simple suma sino el mejor de los “productos”.
  • Incluir recursos audiovisuales, hipermedia y sitios web.
  • Facilitar la evaluación y el seguimiento.
  • Fomentar el aprendizaje activo en el que el alumno construya su formación relacionando los recursos proporcionados. Un aprendizaje multidireccional que agrupe diversos puntos de vista, estimule la imaginación y simplifique la comunicación de los conocimientos adquiridos.
  • Fortalecer la conectividad.
  • Y por último, considerar la relación coste/calidad. Y al decir coste, no solo el económico nos ha de importar pues en ocasiones es más valioso el temporal.

Criterios todos ellos imprescindibles; a la vista está. 

Unas premisas sencillas que sabiamente tendremos que combinar. Y que una vez bien agitados deberemos aderezar con unas gotas de creatividad personal. 

El cóctel está servido y listo para hacerte disfrutar. ¿Alguien podría pedir más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada