Páginas

Función de traducción

sábado, 12 de mayo de 2012

SEMANA 1: 30 Abril-6 Mayo



En los primeros tiempos del e-Learning, hablar sobre tutores on-line era como hablar sobre linces ibéricos o kiwis neozelandeses. Eran especies en extinción. Por aquel entonces (poco más de quince años atrás) se creía que el progreso ultrasónico de las herramientas tecnológicas acabaría en poco tiempo con la necesidad de mantener el factor humano en los procesos de aprendizaje a distancia. 


Los subsiguientes y repetitivos fracasos obligaron a reorientar la proa del navío educativo hacia el puerto del tutor on-line como intermediario entre herramientas y estudiantes. 

Un viraje que permitió redescubrir que la formación eficaz es un proceso esencialmente humano en el que se construye un universo a partir de la información. Y en modo alguno es un proceso mecánico construido alrededor de esta última.
Esta nueva ruta tampoco fue demasiado afortunado . Al malinterpretarlo, las tareas “típicas” o propias de la función docente quedaron prácticamente anuladas, y el tutor actuaba como un mero“animador” o estímulo del aula virtual.
Los resultados negativos de esta nueva versión de docente e-learning, obligaron a subir de nuevo al puente de mando. Y ante la carta de navegación debatir qué rumbo seguir hasta darse cuenta de que la herramienta formativa es un medio de transmisión y no un fin en sí misma. Es un elemento neutro del ecosistema formativo virtual. Por muy buena que sea, ella sola no logrará construir una sociedad de aprendizaje. El diseño y la planificación son más importantes que las herramientas.
Pues bien, con estos principios en mente se decidió un tercer y definitivo golpe de timón que situó el navío en la trayectoria adecuada; aquella cuyas coordenadas finales son: 

Content Curator + Community Manager = Tutor on-line

Esta ecuación es la manera más breve y completa de exponer el que -en mi opinión- es el perfil “ideal” de un tutor on-line. Un engranaje clave e imprescindible del reloj del aprendizaje virtual cuyo perfecto funcionamiento dependerá de la medida en que esta persona acumule y sepa cultivar las competencias y habilidades que podéis ver en la figura 1 [Click]. 
En color azul destaco aquellas que pienso que corresponden a la función Curator; en amarillo las de Community Manager y en fondo verde las mixtas

Desde esta concepción, aquella figura difusa y etérea que hasta entonces había flotado como un fantasma por la mansión del e-Learning se concretó en el cuerpo de un mentor: alguien que asesora, evalúa, guía y rectifica nuestros errores invitándonos a mejorar nuestra actitud o comportamientos. Ya no es sólo un instructor que da órdenes, fija programaciones, corrige y revisa actividades. Ahora es un personaje que actúa como vehículo de trasmisión del conocimiento y catalizador del desarrollo de competencias y habilidades “dormidas” en el estudiante
Un personaje que lleva a cabo sus tareas en un entorno de aprendizaje e-learning cuyo eje es la Comunidad de Práctica
Una comunidad social y solidaria en la que el alumno se convierte en discípulo en el sentido clásico del término. Y el docente-tutor on-line aparece como una figura que al igual que hicieron Sócrates con Platón o Aristóteles con Aquiles y Alejandro Magno, potencia cualidades, habilidades y competencias inherentes a la persona y personalidad de sus discípulos. 

Una visión propia y característica del e-Learning 2.0 en el que las actividades formativas se diseñan teniendo como eje y motor la figura del tutor on-line y como piedra angular el alumno, sus inquietudes, sus expectativas y su trabajo cooperativo.

Una auténtica tarea “multitareas” la de este director de orquesta que tiene en el Plan de Acción Tutorial (PAT) uno de sus medios de control, desarrollo, seguimiento y mejora más sólidos y efectivos.

Dicho PAT:
  • deberá ser muy flexible tanto en el aspecto temporal como en el procedimental. 
  • Se actualizará con frecuencia -durante el desarrollo del curso si es necesario- y se re-adaptará con facilidad.
  • Tendrá siempre en cuenta los diversos estilos de aprendizaje de los estudiantes (activo, líder, sintético, lurker, expandido).
  • Estará redactado de manera dinámica y comprensible; tanto como claros y sencillos serán el diseño y la organización del curso. 
  • Y en él se preverán tantas contingencias como sea posible además de reflejarse las actividades que se llevarán a cabo antes, después y durante el curso.

El diseño de un plan con esas características es por tanto, una de las tareas más importantes de un buen tutor on-line. Bastantes dudas y confusiones de los estudiantes no se deben tanto a sus carencias o falta de interés y motivación como a una planificación incorrecta. Son consecuencia de no haber definido con precisión y claridad los fines y objetivos que pretenden conseguirse con el curso planteado. Es decir, derivan de un PAT incompleto o inapropiado.
Y cualquier “edificio” PAT se ajustará a esos dos adjetivos a menos que dinamice y aproveche al máximo la que, sin duda, es la piedra clave de su arco: la Guía Didáctica (G.D.).
Cuanto más clara y flexible sean la estructura y redacción de este documento, mayor será la eficacia del PAT asociado; y mejores serán las medidas adoptadas para la planificación, seguimiento, evaluación y corrección de la actividad formativa. Muchos conflictos, abandonos y fracasos iniciales en cursos on-line podrían evitarse con algo “tan sencillo” como colocar -en un lugar destacado y fácilmente identificable- un enlace a una Guía Didáctica.
Y no sólo de una general para todo el curso. Es conveniente redactar G.D. individuales para cada módulo o unidad que los estudiantes emplearán como brújulas temporales.

No obstante, aunque en el pórtico de nuestro PAT esté grabado “Sin compromiso del alumno no puede darse un aprendizaje efectivo” como el “Saepe te” en el oráculo de Delfos, ningún PAT podrá ser eficaz si no se ha desarrollado teniendo en cuenta el perfil académico y personal (inquietudes, referentes, intereses...) de los alumnos que van a participar en el curso.

Y hablando de participación, después de tomar parte en el diseño cooperativo de un PAT para la simulación propuesta, me gustaría referir algunas de mis impresiones en dos ámbitos de igual importancia: el personal y el académico-laboral:

A. Personal:

- Logré un mejor y más profundo conocimiento de los hábitos, intereses, cualidades y caracteres de mis compañeras de equipo. 
- Confirmé que ser empático y asertivo en nuestras comunicaciones es imprescindible. 
- Comprobé el enriquecimiento del resultado final mediante la agrupación de diferentes puntos de vista sobre un mismo problema.
- Aprecié que la comprensión, la flexibilidad y la generosidad son valores imprescindibles en la solución cooperativa de conflictos internos o situaciones inesperadas.
- Me quedó claro que para alcanzar metas en grupo hay que anteponer los intereses y necesidades del equipo a los personales.
- ¿Quién podría dudar de la importancia de la elocuencia para “vencer convenciendo”?
- Es evidente que la resolución de problemas en grupo favorece que entre los miembros del equipo surjan y se consoliden algunas dimensiones esenciales en una comunidad bien concebida: Sensación de pertenencia, Influencia mutua, Integración y satisfacción personal-grupal y Fuerte conexión emotiva.


B. Académico-Laboral:

- Diseño, aplicación y reforma de un cronograma de una actividad en equipo: Debate simultáneo de propuestas por video-conferencia. Argumentación y réplicas inmediatas combinadas con reflexiones en etapas de trabajo individual.
- Aprender a consensuar resultados de manera eficaz.
- Exploración de herramientas síncronas poco usadas antes (ooVoo y Skype) y profundización en las ya conocidas (chat Moodle, chat Google+, GoogleDocs).
- Percibir aplicaciones futuras de mis descubrimientos de fortalezas y debilidades de un PAT.
- Concebir el feedback o retroalimentación como un punto clave en el rendimiento del alumno que afecta a su percepción personal de su progreso en el curso.
- Mejor comprensión y facilidad de respuesta en la tarea Análisis de actividades de aprendizaje de la semana 2.

Junto con estas impresiones personales, dicha actividad grupal también nos permitió concluir que junto con la planificación detallada del PAT y el diseño coherente y dinámico de esas guías didácticas de orientación, un buen tutor on-line debería:
  • crear un Foro de presentaciones en el que los alumnos puedan romper el hielo, empezar a conocerse, y vencer -en un entorno informal- las inseguridades propias del primer acercamiento a una actividad nueva,
  • desarrollar un amplio abanico de habilidades de comunicación multidireccional, activa y motivadora para fomentar entre los alumnos la iniciativa, la autonomía y la autogestión del proceso de aprendizaje,
  • no puede dejar sin explotar el potencial de las redes sociales como herramientas para resolver problemas en los equipos de trabajo o en el alumnado global del curso,
  • tratará de ser positivo y resaltar lo favorable, evitando sentencias acusatorias o recriminaciones en sus mensajes de feedback. Es más útil un comentario de refuerzo ante un pobre resultado que una alabanza excesiva por un buen rendimiento,
  • concederá importancia a cualquier consulta, duda o aportación de un alumno. Sin valorar las preguntas según el nivel de cumplimiento o los resultados de quien las plantea. Tratará de dar la misma importancia a todos los estudiantes, evitando manifestar las inevitables preferencias personales,
  • aprovechará las herramientas que permiten nuevas modalidades de comunicación social,
  • reconocerá la importancia del trabajo comunitario para beneficiarse del conocimiento tácito y no sólo del conocimiento explícito u objetivo, según la clasificación de Nonaka,
  • comprenderá que la comunicación a todos los niveles (profesor-alumno, alumno-alumno, profesor-tecnología, alumno-tecnología y profesor-profesor) es la argamasa que une los “ladrillos” de un entorno virtual de aprendizaje. Y que el dominio del lenguaje y la retórica son piezas fundamentales en el proceso de enseñanza-aprendizaje. 
  • SABER CÓMO TRANSMITIR sus conocimientos y GESTIONAR las CUALIDADES INDIVIDUALES y las HABILIDADES SOCIALES de sus alumnos dando a estos fines mayor importancia que al propio SABER o el  SABER HACER.
Competencias y habilidades muy bien desarrolladas durante la segunda semana de trabajo en este módulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada