Páginas

Función de traducción

domingo, 10 de junio de 2012

Modulo C (Semana 1) Objetos de Aprendizaje (1ª parte)



Quiero abrir esta primera parte de mi aportación-síntesis sobre Objetos de Aprendizaje (OA) y Metadatos, puntualizando  que no todo recurso didáctico, aun a pesar de cumplir con sus objetivos formativos y estar diseñado con rigor científico, puede considerarse Objeto de Aprendizaje.
Para que un MDM pueda denominarse OA es imprescindible que disponga de una estructura de información externa. Es decir, que contenga metadatos. Sólo a través de ellos será posible referenciar ese contenido digital y lograr que los dispositivos tecnológicos puedan identificarlo, almacenarlo y así sea posible la reutilización real de los materiales. Una recuperabilidad que deberá ser lo más exacta posible. Por lo tanto,

Objeto Aprendizaje = MDM + Metadatos

Concretado este punto, añadir que los OA se enmarcan en la filosofía de desarrollo de software denominada Programación orientada a Objetos. Por tanto, son herramientas tecnológicas que el alumno o el docente emplean para aumentar la eficacia del aprendizaje.


Las características principales de estos OAs son:
-Formato digital
-Propósito pedagógico
-Contenido interactivo
-Es indivisible e independiente de otros objetos de aprendizaje
-Es reutilizable en contextos educativos distintos

Así, cada OA es una unidad autónoma con entidad propia que puede enlazarse con otras unidades para formar una entidad superior como puede ser un curso on-line.

Muchas son las ventajas derivadas del uso de OA en las actividades formativas tanto desde el punto de vista del profesor como del estudiante.

A) Para los profesores:
  • Amplia el abanico de itinerarios formativos para conseguir los objetivos de aprendizaje fijados.
  • Conoce información procedente de lugares con diferentes estándares educativos, mentalidades y estilos de vida y enseñanza.
  • Disponen de materiales para establecer contextos o marcos de referencia en los que pueden incluir sus propios OA.
  • Hacen patente a los alumnos que sus opiniones son tenidas en cuenta.
  • Consiguen que sus MDM se adapten fácilmente a los nuevos entornos tecnológicos de aprendizaje y que puedan ser usados (corregidos y mejorados) por personas de cualquier punto del planeta.
  • Reciben feedback de su trabajo desde lugares muy alejados de su entorno socio-laboral.
  • Compartir siempre tiene beneficios para quien lo hace.

B) Para los alumnos:
  • personalizan su aprendizaje en función de sus gustos, necesidades, intereses y estilos de aprendizaje.
  • Pueden encontrar en todo momento información pertinente sobre los temas que están estudiando.
  • Amplían su visión personal sobre el tema tratado
  • Ven potenciado su pensamiento crítico y su capacidad de síntesis gracias al debate constructivo y al fructífero contraste de ideas
  • Pueden crearse rápidamente y con criterio su propio repositorio personal con materiales que les servirán para desarrollar las actividades planteadas en el curso/unidad.

Ahora bien, no todo son ventajas. También hay problemas asociados con la reutilización de OAs. El primero y uno de los más importantes, es la dualidad ¿reutilización directa o creación?

Para responder a ello, primero debe tenerse en cuenta que el  uso educativo de  "complementos" tecnológicos como los OA debe abordarse desde el compromiso pedagógico responsable y la dedicación. Tenemos que evitar que el continente informático nos abrume y nos haga olvidar la esencialidad de su contenido y verdadera razón de ser de su existencia.

Dicho esto, añadir que en mi opinión, la estandarización de ciertos elementos procedimentales o dinámicas de trabajo pueden ser tan favorables para la educación como la normalización de productos y trabajo lo fue para la producción industrial en la Inglaterra del siglo XIX.
  • Primero porque permiten ahorrar tiempo en el diseño del material.
  • Segundo, porque favorecen la adaptación tanto de alumnos como de profesores a entornos diferentes, aumentando así la movilidad.
  • Tercero porque facilitan la transferencia del conocimiento y su adaptabilidad.
  • Cuarto porque hacen más eficiente el proceso de aprendizaje, optimizando el uso de recursos.
  • Y quinto porque el concepto de reutilización de OA desde los repositorios no debería centrarse tanto en el contenido particular (que por fuerza habrá de ser específico) como en el uso de contenidos más generales de uso común.
Por ejemplo, si se trabaja el tema de la Guerra Civil Española, habrá que crear un contenido concreto para explicar la Batalla del Ebro pero si se quiere situar al alumno en el contexto socio-histórico-político de la segunda-tercera décadas del siglo XX podrá recurrirse perfectamente a un repositorio de OA sobre el tema.

Ahora bien, en el campo de las habilidades complementarias del aprendizaje (pensamiento crítico y reflexivo, capacidad de cálculo, perspectiva espacial...) comunes y compartidas por las diversas ramas del conocimiento sí creo que sea posible una reutilización directa de los OA.

El segundo problema es el relativo a la evaluación de los OAs. Es necesario, desarrollar un  sistema en el que se evalúe la calidad y se gestionen los OA involucrando a todos los agentes -profesores, "expertos" y alumnos- a través de una sucesión de etapas cíclicas.
Los alumnos evaluarán siguiendo sus criterios y los profesores/expertos re-evaluarán complementando así el feedback inicial. Una retroalimentación que se usa para mejorar las debilidades pedagógicas detectadas.

Además será necesario que se separen la evaluación de contenidos y la valoración de la presentación del OA y recurrir a  factores de ponderación para reflejar la diferente importancia relativa de cada categoría de criterios considerada en la evaluación.

El tercer problema que quería mencionar es que en muchos casos, la creación de OAs pueden verse como una "carga extra" en la ya de por sí complicada profesión docente. No obstante, si anteponemos los intereses formativos de nuestros alumnos y nos complacemos con el trabajo bien hecho y los frutos que en su futuro dará el árbol de nuestro "sacrificio" nos sentiremos suficientemente recompensados por soportar ese "peso adicional".

Además, con una buena disposición personal hacia las innovaciones tecnológicas educativas, cierta habilidad en su manejo, algo de interés didáctico, unas gotas de curiosidad creativa y muchas ganas de trabajar para particularizar su uso... es más que suficiente para que un docente aproveche el potencial educativo de estos recursos y contribuya a su resurrección si es que alguna vez han llegado a fallecer como parecía anunciar hace algún tiempo su creador David Wiley...

Un trabajo de diseño que contribuirá a mejorar la formación no sólo de nuestros alumnos sino también de todos aquellos con los que compartamos nuestros " OA personales" desde los repositorios de OA. Así nos convertiremos en una araña más que teje unos centímetros más de la telaraña educativa.

En definitiva, el equilibrio en el uso de una u otra opción vendrá dado por el principio de eficiencia tanto en el uso del tiempo como de los recursos. Y por el grado de profundidad con el que queramos tratar el tema, nuestra disponibilidad, los intereses y necesidades formativas de nuestros estudiantes y la importancia del tema en el currículo formativo. Una vez más, el estagirita tenía razón: “En la medida reside la virtud”.

Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada